Un día de furia

“He dejado atrás el momento de la duda. ¿ Sabes cuando es eso ?, es el momento de un viaje en que es más largo volver al punto de partida que llegar al final”.

(Michael Douglas en “Un día de furia”)

Y yo estoy más cerca del final.

Me gusta esta peli, “Un día de furia”. No es que tenga un reparto extraordinario, ni una fotografía evocadora, ni siquiera está entre mis films fetiche. Pero el argumento es cercano a la realidad, en seguida empatizas con el protagonista, porque tú te has sentido así. Cada vez que tengo un mal día porque me tocan los cojones, en seguida recurro a ella.

Va de un tío (M. Douglas), que tiene un desequilibrio que no se manifiesta en situaciones cotidianas, pero que tras sufrir un día lleno de contrariedades, su furia le aleja de ser ese hombre inofensivo y pasivo que aparenta, para transformarlo en alguien con agallas y  un ser peligroso para la sociedad. Yo diría peligroso para los antisociales, para los deshumanizados, para los tocacojones.

Empecé este blog con humor (negro, ácido), pero con humor. A veces releo  posts y veo un detrimento claro en mi habitual tono. Quizás no sea detrimento, puede que sólo sea una carencia de optimismo, o de esperanza. No hay salto de fe. Ya no.

Me pasan cosas desagradables e injustas a menudo, y eso agota. Hay que luchar contra los problemas, intentar resoverlos, mantenerlos lejos, evitar que te afecten, disfrazarlos, seguir adelante, combatir la desidia, trabajar, sonreir, relativizar…Mucha plancha.

Y llega un momento en que ya tienes el culo como un mandril, y te escuece. Ya te han petado tanto el cacas, que te da igual todo. En mi caso es contraindicado. No pienso en las consecuencias de nada de lo que pueda acontecer después de que alguien más me toque la peineta. Y confieso que he tenido momentos estelares, pero el que me lanzará a la portada de un periódico sensacionalista, está por llegar. Lo noto.

No entiendo las “normas”.  No alcanzo a comprender por qué en Urgencias un chico se está desangrando y tiene que hacer cola para que le atiendan sólo porque los turnos, van por orden de llegada. Sólo, porque son las normas. (Hospital La Paz)

Si hay normas debería haber excepciones ¿no?.

Esta semana vi como 4 grúas se llevaban en manada los coches aparcados en zona de descarga. Os aseguro que no molestaban y había sitio como para que aparcasen 8 furgonetas. ¿Es legítimo? Sí, porque las “normas” lo avalan, pero…si no entorpecen el tráfico y nadie los ha denunciado…¿Sigue siendo lícito?. También. Pero es injusto.

En definitiva, que cualquier día hago como Douglas,  pillo una recortada… y a ver quién es el primero que me alegra el día, como a Harry el Sucio.

Yo promuevo mi propia #spanishrevolution

Cuidao conmigo.

Anuncios

Acerca de hastaelkiwi

Aprendiz de todo, maestra de nada... Este será el púlpito desde el que predicaré, pero nunca con el ejemplo.
Esta entrada fue publicada en Anécdotas, Personal y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Un día de furia

  1. y los Clash cantando “I fought the law… and the Law won”.

  2. Rgalgora dijo:

    Unas cañas se quedan cortas…bebamos hasta reirnos de la puta vida o de la vida puta y que la resaca nos mate las neuronas para olvidar a muchos cabrones que andan sueltos tocando las narices, ¿hace?

  3. Netambulo dijo:

    Jajaja. Me ha encantado, no que multen (guarda el revólver) si no la forma de contarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s