Deseos…

“Sólo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos”. (VOLTAIRE)

A medida que pasa el tiempo los deseos o bien se van cumpliendo, o bien van siendo sustituidos por otros más accesibles. Cuando pasan a la lista negra, se convierten en sueños. Y los sueños…sueños son.

Mis deseos:

– Encontrar un centro de gravedad permanente como Franco Batiatto.

– Recuperar la vitalidad de los 20. (Quizás esto debería estar en el directorio de sueños).

– Dejar de dar tumbos y centrarme en lo que realmente me estimule laboralmente. (No es que no me guste lo que hago ahora, el problema es que me gusta hacer muchas cosas y la versatilidad me hace sentir como un velero sin rumbo: libre pero a la deriva).

– Apuntarme a clases de tiro. (Sé que disparar me relajaría. A mí lo del Yoga…como que no).

– Acabar la novela que empecé hace años y que no me atrevo a retomar. (Me aterra que sea un bodrio. Siempre me quedará contratar al negro de Ana Rosa o a Beatriz Trapote. El prólogo a cargo de Sostres y Dragó para que haya polémica). El Marketing me da de comer.

– Mitigar mi orgullo y suavizar mi caracter. (Esta vanidad me ha costado muchas veces la felicidad y mi naturaleza, ha alejado de mí a grandes personas).

– Dejar de fumar. (Por lo menos tabaco. Sólo tengo que proponérmelo de verdad. Necesitaría alguna regañina de vez en cuando, pero saben que soy testadura, no hay manera).

– Encontrarle un mínimo de sentido a la vida. (Me niego a pensar que sólo estamos aquí para nacer, crecer, reproducirnos y morir. ¿Eso es todo?. Lo sé. No buscarle sentido a la vida y vivirla).

– Que me toque la primitiva. (Pero siempre me olvido de echarla).

– Equilibrio. (Esto es lo más complicado, pero ya estoy en ello. Engancha la sensación).

Mis sueños:

– Dejarlo todo e irme a Hawaï. (Lo del chiringuito…ya se verá, desde luego esa idea la llevaría a cabo en Costa Rica, en la parte del Pacífico, eso seguro).

– Grabar un álbum de covers ups de mis temas preferidos y hacer un concierto para mis amigos. (Cuidado, aún estoy a tiempo).

– Conducir un Ford Mustang cabrio del 70 y tener pasta para mantenerlo. (Ese coche ruge como mi alma).

– Convertirme en la Princesa Buttercup. (Ya no quedan hombres como el Pirata Roberts).

– Ser una heroína. (Salvar al mundo, a los débiles, a los desprotegidos).

– Ser una espía. (Tener postestad para matar a los malos, y no sentir remordimientos).

– Resucitar al tercer día. (¿Por pedir que no quede, no?. Quiero ser testigo de cómo evolucionamos y hacia dónde lo hacemos. Soy demasiado curiosa para perderme el futuro. Muérdeme Conde, muérdeme).

Acabo aquí, hay cosas que callo, es preciso sorprender…

Anuncios

Acerca de hastaelkiwi

Aprendiz de todo, maestra de nada... Este será el púlpito desde el que predicaré, pero nunca con el ejemplo.
Esta entrada fue publicada en Personal, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Deseos…

  1. Gitana dijo:

    Yo deseo ir a Hawai de gira de nuestro último disco de covers y recorrernos la isla en un flamante Mustang cual heroínas tipo Thelma&Louis con la radio a todo volumen, la melena al viento y no mirar nunca hacia atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s