Amor a quemarropa

“En un beso sabrás todo lo que he callado”

(Pablo Neruda)

“Que en sus brazos me sienta
una niña pequeña
sonría, le mienta
y se trague mis penas.

Que sacuda mi cama
como un animal
y que por la mañanas
me dé un poco más.

Que no sea muy malo
que no sea muy bueno
y se me hace regalos
que no le cuesten dinero.

Alguien que cuide de mí
que quiera matarme
y se mate por mí.

Que no quiero más chulos
que no traen un duro
ni tíos muy feos
con un gran empleo.

amoraquemarropa
Que no quiero borrachos
ni locos de atar
ningún mamarracho
que me haga llorar.

Ni chicos perdidos
buscando a mamá
ni tipos muy finos
que luego te la dan

Alguien que cuide de mí
que quiera matarme
y se mate por mí.

Que me lleve a la feria
y luego a bailar
lo dejaré ver mis medias
para que corra detrás.

Alguien que cuide de mí
que quiera matarme
y se mate por mí”.

– Las condiciones son razonables. A mí me lo parecen.

“Sólo busco a una mujer a la que le gusten las películas de kung-fú y sepa apreciar las cosas buenas de la vida, como el azúcar.” – Clarence Worley (Amor a quemarropa)

Publicado en Música | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El pasotismo ilustrado

“Homo homini lupus est”

(T. Hobbes)

O lo que viene siendo lo mismo: “El hombre es un lobo para el hombre”.

El egoísmo viene adjunto en el mail, es básico en el comportamiento humano. Tan elemental como muchas otras cualidades que imagino que en aras de la convivencia, hemos ido anulando. (Unos más que otros…)winter is coming

Personalmente me gusta lo indómito. Me atrae lo natural, lo silvestre, lo políticamente incorrecto. ¿Uno deja de ser lobo si se deja domesticar?. ¿Quién decidió que había que educar al ser humano por el bien común?. ¿Por qué tiene que prevalecer la reflexión antes que el isntinto?.

Lo sé, ya conozco las respuestas a estas cuestiones, pero me gustaría ignorarlas para no convivir con otros axiomas que no fueran aquéllos que apelen sólo a nuestra satisfacción.

Que por un día nadie te recordara que si esto fuera una jungla acabaría en una vorágine. ¿Es que acaso no nos vamos a ir todos a tomar por culo igualmente?. ¿Por qué no hacerlo siendo dichosos?.

Echad un vistazo joder. Sigue habiendo depredadores, presas, cazadores. Hay peligro de todas formas, pero no satisfacemos nuestros deseos, si no las necesidades que nos van creando los que hemos decidido que orquesten este caos.

Utilizan la supremacía con la que les abanderamos como herramienta para la mejora del pueblo, de los putos súbditos, que en su gran mayoría, no pueden defenderse del mundo porque no tienen un conocimiento perfecto de él. Y yo no lo tengo, para eso no te dan lecciones, no te jode. En este ámbito estamos exentos de clase, no vaya a ser que se nos encienda a todos la luz y les jodamos en la prórroga.

Me apunto al pasotismo ilustrado. Paso de: “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. Coño, que nos estamos cargando el progreso humano con lo que se supone que nos diferencia de los chimpancés. Dejaros de ostias que nos habéis privado de pelar bananas y aún queréis que nos subamos en el monociclo para que siga el espectáculo.

De momento esto es una actitud. Pronto será una corriente ideológica. O no, entre buscar trabajo, ganar dinero, cuidar a la familia, contraer deudas, subsanarlas y no morir de un infarto, no queda mucho tiempo para contemplar la opción de activar el modo “Me tira todo de un pelo del kiwi”.

Por cierto…¿Alguien sabe para qué cojones sirve el modo “No molestar” del iPhone?. O al menos…¿Alguien sabe en qué se diferencia de la opción de silenciar?. ¿Tiene alguna utilidad o Jobs estaba ya terminal?.

huargosNo se trata de aislarse (todos los lobos tienen una manada), se trata de que te la fume todo, de relativizar, de potenciar el carpe diem, de cabalgar la ola, de dejar de artomentarse y reprimirse, de ser feliz a pesar de.

A esta se le va la fresa…Error.

Una cosa es que comparta un discurso improvisado y otra que viva dentro del muro. Sigo las reglas del juego, pero cada vez soy más Jon Nieve. El Jon Nieve de la tercera temporada se entiende. Los dragones están enmadraos, no ven más allá de la ambición rubia.

Dicen que de niños somos más libres. Discrepo. Los niños no pueden tomar decisiones.

Cuanto más mayor, más soberana de mi voluntad, más punki…

Argoderse.

Publicado en Música, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , | 1 Comentario

Rubor

“Ella se puso roja, ¿no es esto de rigor? Y naturalmente, se volvió más bella.”

(Amado Nervo)

¿Hay algo más hermoso que ver como un ser se ruboriza?.

Partamos del mismo puerto: existe un estrecho umbral entre la turbación y el bochorno.

Las “cagadas” o los  “epic fail”, son experiencias puntuales con un desenlace fatal. Esto provoca un sentimiento de vergüenza ajena entre tus semejantes que acaba en sorna y generalmente desemboca en un apodo del que jamás escaparás.

El “Altares” por ejemplo. Un gay que actualmente tiene 54 estacas y que de joven se entretenía a escondidas recreando altares de iglesias en miniatura, hasta que un día sus amigos se le presentaron en casa y descubrieron su afición, (la de los altares, de la otra se enteraron más tarde).

El “Fittiemerson“. No, no es ese colega que conduce a una velocidad acojonante simulando a Emerson Fittipaldi. Es el otro, el hijoputa que tiene coche desde los 17 años pero no tiene carnet de conducir.

Pero esto no va de sobrenombres, de esa naranja ya haremos una sangría. Esto trata de que no es lo mismo pasar por una situación embarazosa que que te pongan colorá.

Tirando de batallitas, recuerdo una tarde soleada de julio en la que crucé toda la plaza de María Pita con la combinación de un vestido negro transparante hasta el ombligo, descubriéndose los pantis pegados a los muslos y un tanga negro recién comprado. Sí la gente me miraba, pero coño, pensaba que era porque iba espectacular, no porque pareciese un putón.

Cuando estaba llegando a la altura de la parada de taxis, es decir, ya me había visto hasta el chino cudeiro el DNI, me grita uno: “¡Neniña, que se te ve o cú!”.

Redios…busqué una pared y me empotré mientras con mucha dificultad y entre risas y flashes de los turistas, intentaba colocar la puta mierda de combinación que con el roce de las medias se había ido subiendo mientras caminaba lozana con una cabrona de amiga que lloraba de la risa. Le caían unos lagrimones a la muy puta…Y de ahí con mi estima en los suburbios, directa a presentar un concierto en el que había gente. Da igual si mucha o poca. Era gente, y en ese momento lo único que quieres es un nicho. Éso, y no salir en videos de primera.

Esto no mola. Es lamentable. Una mancha en mi expediente de la que afortunadamente me puedo mofar.

No recuerdo la última vez que me ruboricé ni quién fue el culpable. Soy tan perturbable como el resto. (Mierda)

Lo que sí recuerdo es lo que se siente. El detonante puede ser una mirada, el roce de una mano, un susurro al oído, una palabra, un whatsupp, una foto delante del espejo en instagram, una mierda de tuit…

El primer síntoma es un sofoco que estalla en las mejillas. Una tímida sonrisa acompañando a una mirada esquiva. Una sensación fugaz de placer que dura unos segundos hasta que desaparece con un intermitente cosquilleo en la nuca. Notas como se despide pero tardas en recuperarte aunque finjas que tienes la situación controlada.

Somos así de gilipollas, al final con un soplido se nos cae la casa.

Hablamos de la gente y nos olvidamos de que somos gente. Aunque no nos guste. Aunque De Guindos no haya visto un puto billete de 500 pavos.

Publicado en Anécdotas, Música | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Many rivers to cross

A veces nace una historia que detestas o que aparcas. A veces no sale nada, a veces la recuperas….

Si tienes bradicardia es que no te late lo suficiente como para  esputar tus inquietudes, es necesario un estimulador. Yo no tengo receta.

He empezado “La ridícula idea de no volver a verte” de Rosa Montero, ligero y sin pretensiones, socarrón, de mi palo vamos. Cuenta libroque se pasó 4 años sin escribir: “Me capturó La Seca, como decía Donoso”.

Y eso ocurre. Estar tan distante de la realidad porque no te sientes parte de ella, que pierdes de alguna forma esa comunión con la existencia. No hay ficción sin realidad.

Ahora que he vuelto a la ciudad, me doy cuenta de que es más fácil querer en el alejamiento. En la distancia no hay que cumplir. Ni tú, ni nadie.

Hoy toca enseñar muslo, quizás algo más:

Se me intuye fría. Se debe a un mecanismo de defensa que me preserva del dolor. Claro que tengo jaqueca, pero pienso en que pronto se pasará, o directamente padezco otro achaque que hace que olvide el anterior. #supervivencia

Afortunadamente tengo mala memoria, como le digo a L: “Yo sólo retengo líquidos”. Todos tenemos cicatrices, pero esas heridas no duelen. #pasado

Soy intensa. Lo era. Lo seré de nuevo. Es inherente en mí, sólo que ahora estoy adormecida, como canta Jimmy Cliff: “Many rivers to cross but I can’t seem to find my way over”. Eso pasa, no saber para dónde tirar. #lost

Hoy me han dicho que no me dejo querer. No lo veo así, es como lo del latido. Necesito taquicardias. Bueno ayer me dió una, pero la neutralicé. Quizás tengan razón. Puede que me esté estafando a mí misma para evitar estragos. Tal vez no quiera querer. #lonley

Podría acostarme con gente mientras espero a “colgarme” de alguien, pero los tíos ya no “pican piedra” y para empalmarme sóla, ya acabo yo el trabajo, gracias. #barbecho

He pensado también en cómo coño se puede una encariñar con personas que sólo conoce del “patio”. Desconocidos que entran en tu vida a través de un tuit y que probablemente sepan más de ti que tu propio entorno. ¿Es que es más fácil regurgitar  con extraños?. ¿Eso une más?. Y rescato un pensamiento: ¿Esto prueba que es más fácil quererse en la distancia?.

Mi deseo es ser feliz, una quimera dentro de otra.

Publicado en Música, Personal | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

Start over

“Un hombre tiene que tener siempre el nivel de la dignidad por encima del nivel del miedo”.

(Eduardo Chillida)

Las purgas se llevan a cabo en soledad, eso lo sabe hasta el chino cudeiro.

Una vez lamidas las heridas, es momento de levantarse.

El conformismo es como si te enterrasen vivo. Sí, sigues respirando, pero ¿por cuánto tiempo?… ¡Intenta romper el puto ataúd, joder. ¿Es que no has visto Kill Bill II?. ¿Buried tampoco?.

Boicotear tu vida en aras de la felicidad es difícil de concebir pero si no tienes cadenas, tiendes a volar. No estoy dispuesta a acomodarme, life is too short.

Henry Ford decía que el fracaso es una gran oportunidad para empezar de nuevo con más inteligencia. Un tío con chispa. Sin formación pero pragmático. Un tío que se dio cuenta de que la “nada” te obliga a crear “algo”. ( Amancio Ortega es más contemporáneo, pero la inventiva de la producción en cadena y las franquicias, fue cosa del señor Ford. Al César…)

Extirpemos esta premisa de su órgano original y trasladémosla a uno vital.

Son tiempos difíciles, no tanto para el clan de escépticos como yo, que esperamos que el resto pierda la fe para establecer una nueva doctrina.

Todo está contaminado, nos dejan sin opciones y entretanto permitimos mentiras, desaires, robos, injusticias, y ante nuestras inquietudes, un mutismo envenenado.

caos.jpg

Esto es lo que veo yo:
– La clase media se extingue
– El futuro huye a otros países
– Los resignados se lamentan
– Los indignados se van de camping
– La necesidad obliga a que el talento duerma bajo el escudo de la crisis
– La corrupción y manipulación nos acuna
– La Constitución son los padres
– La apatía se contagia
– La guerra no está cerca, ya ha estallado
– Con Franco vivíamos mejor ( Esto lo desconozco pero lo oigo mucho)

Están pasando cosas, cosas feas. Y nos quejamos, nos cabreamos, maldecimos…pero coño, ¿no deberíamos atribuirnos algo de culpa en todo esto?.

Hace tiempo que dejé el redil pero regresaré si el lobo ataca.

Ya está bien de consentir. No quedan justicieros, estamos sólos.

Empecemos de nuevo.

(Proclamo mi admiración por la actitud del cuerpo de bomberos de La Coruña y mi desagrado por la sentencia sobre la inexplicable muerte del “pequeño duende” #DiegoNovo)

Publicado en Música, Personal, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

El descanso del guerrero

“He disfrutado mucho de esta obra de teatro, especialmente en el descanso”

(Groucho Marx)

Siempre hay una razón para hacer algo o dejar de hacerlo. El porque sí, es de cobardes.

Me dice el señor P que no soy buena, que quién me ha dicho que soy la leche y que por qué les hago caso.

“Eres resuelta, trabajas con ilusión y tu pasión les contagia. No eres buena Andrea, eres barata”. (Y encima si te dicen que te ayudarán en lo que puedan, te arreglan el paro y te dan unas palmaditas, lo que consiguen es que te vayas con el pecho hinchado y así evitan que les alborotes el gallinero.)

Y es verdad. Toma bofetada de realidad. Yo pensaba que era la hostia, pero no, sólo soy una chica fácil, o al menos lo era. Y esto no tiene nada que ver con la crisis, llevo años dejándome engañar con falsas promesas de futuro. Debería estar penado por ley.

Esto sigue siendo así, si no chupas culos estás bien jodido. Yo no tengo contactos, yo tengo conocidos y amigos.

Dejé de  hacer todo lo que me gustaba. Es la frustración, la impotencia y la enorme tristeza de no poder cambiar las cosas. Se lo dije al señor P, esto es Lost, estamos muertos, a ver si nos vamos dando cuenta todos y podemos ir hacia la puta luz de una vez.

Quiero estar aislada y esperar que pase la vida o la muerte. Sólo esperar, no pienso actuar.

Lo de la suerte también me hincha las pelotas. La suerte se tiene o no se tiene, no me vengáis con mierdas de que hay que buscarla. Iros a chuparla ya de una puta vez. No tengo suerte, pero tengo valor y me alegro de haberme alejado de la fantasía de sistema en la que estaba sometida.

En cierto modo he ido consiguiendo todo lo que he deseado, sólo que la muerte tenía un precio, y yo, también.

¿Pero qué coño he hecho todo este tiempo malviviendo?. ¿Qué necesidad tenía de demostrar nada a nadie?.

Y ahora, desnuda, voy a descansar. Bandera blanca.

Publicado en Personal | 2 comentarios

Cuervos y mirlos

“Un hombre tiene que tener siempre el nivel de la dignidad por encima del nivel del miedo”.

(Eduardo Chillida)

El espejo miente. Busco aún más la soledad para tener una perspectiva desinfectada, y acabo purgando mis pecados, haciendo las paces con esa chica cabreada, que toma decisiones y no se deja pastorear.

Salgo reforzada de los cambios, en el transcurso de la mutación no hay miedo, quizás algo de vértigo por la incertidumbre, pero jamás miedo.

He pasado noches en vela entretenida con recreaciones de los asesinos en serie más feroces de la historia, metiéndome en su piel, intentando comprenderlos, justificarlos. Después va el programa de infiltrados.  Me pregunto cómo se puede convivir en un grupo, ser parte activa de él, y luego servir a tu falsa comunidad en bandeja como una lubina al horno. Eso es traición, no se puede disculpar, es un delito penal por uno moral. Es trampa.

Por el día hago planes. Si falla el plan A, paso al B. Lo importante cuando estás en plena catarsis, es mantener la mente ocupada y la boca sellada con súper glue.

Intento hacer un par de “Acertijos de pensamiento lateral” al día, pero como no soy constante, me pego atracones hasta que me estalla la cabeza. El libro viene con las soluciones al final, cuando creo que he resuelto el enigma, compruebo si estaba en lo cierto. Pongo un OK cuando doy en el clavo.  Me gusta poner a prueba otras mentes y me palpita la pepitilla cuando donde tengo un OK, mi adversario tiene un “me rindo, me estoy rallando”.

Las novelas me aburren, soy más de ensayos, crónicas, historia, relatos, greguerías…

Hace poco fui a mendigar un poco de pimentón casero de La Vera. Mi tía tiene un amigo que lo vende a conocidos, y ese olor ahumado y color cobrizo me trae loca, así que me planté en su casa con un tarrito y mientras esperaba a que me lo rellenase, me perdí en su infinita librería, escrutinando qué obra podía llevarme prestada. Le pedí que me asesorara entre tanta maraña de literatura y sabiduría, y tras rechazar varias opciones, me ilusioné con los “Articuentos completos” de Juan José Millás. Bravo!

Extraordinariamente divertido. Hiponcondríaco, maniático, filósofo, antropólogo y crítico. No me mofo de sus historias, me burlo de mí, no tengo que empatizar con él porque formo parte de su ficción. Las limitaciones y calamidades tienen su punto cuando no alternan con el presente.

Y en este paréntesis de mi vida, en el que cuestiono hasta los axiomas biológicos de una vieira, en el que sólo quiero husmear y sentar los parámetros de un proyecto de vida complaciente, aparece un nuevo reto laboral caído del cielo y propiciado por “P”, un mirlo blanco con plumaje negro. Por fin un punto y aparte para que la fábula continue.

He comprado también sal negra del Himalaya, pero resulta que proviene de las minas de Pakistán, una vez más, víctima del Marketing.

Por supuesto he vuelto a tener problemas con las fuerzas de seguridad del estado. Estoy más cerca de ser una delincuente que una ciudadana ejemplar. No hay reconciliación posible.

En cuanto a eso de la huelga… me hubiera gustado coger un altavoz y cagarme en la puta madre de todos los que se hacen los héores camuflados entre la multitud, y al día siguiente vuelven a sus trabajos a poner el culo para que les peten el cacas. La lucha tiene que empezar por uno mismo y para eso hay que tener dignidad y  un par de huevos. Con miedo no hay gratificación.

Qué valientes todos yendo a la manifestación a vocear y a hacer bulto para ser uno más en el recuento de los periódicos. Luego en el curro no se os siente quejaros ni apoyar y reivindicar los derechos de las personas que están puteadas.

Puedo oíros tiritar.

Publicado en Música, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ocupado

“Yo, como Don Quijote, me invento pasiones para ejercitarme”.

(Voltaire)

Inventos…esas pequeñas ideas que se materializan y nos facilitan la vida.

No siempre. Aquí un claro ejemplo de invento del demonio:

Es genial que existan temporizadores de luz para ahorrar energía, lo que ya no encuentro tan fascinante, es que necesite usar un aseo, y tenga que levantar mi culo de la taza del váter para hacer aspavientos que consigan activar el sensor de la luz, que tiene un límite de nanosegundos en la mayoría de los casos. (No te da tiempo ni a sacar el tampax)

Siempre que me pasa me siento vulnerable. ¿Qué hago haciendo el gilipollas de pie con las bragas por el suelo intentando que la dichosa luz vuelva a encenderse?. ¿No podrían instalar esos sensores a una altura prudencial cuando nos disponemos a vivir uno de los momentos más íntimos del día?. ¿Y dónde coño está el papel?…

¿Y la impotencia que sientes cuando tienes que hacer equilibrios imposibles,  sujetando la puerta sin cerrojo con el pie, mientras con el otro intentas mover el peso para hacer diana dentro del urinario sin apoyar las posaderas y sujetándote con las manos en la pared?. Es humillante…

Iba con mi hermana descojonándome de algo, y de repente me dice que tengo que empezar a usar crema antiarrugas. Así, sin prolegómenos, ni caricias. A pelo.

No tiene importancia querida, con no volverme a reir en 60 años…

A mí me gusta la solera. Me gustan las cicatrices, y también las canas y los surcos en la cara. Son un mapa de tu vida, dicen cosas y encierran enigmas. Suelo inventarme historias cuando me preguntan por una herida, me gusta llevarles de paseo.

Lo cierto es que al final ha podido más la vanidad, y ya me he hecho con una crema con ácido hialurónico. Frida Kahlo sólo hay una.

Es curioso cómo llevamos a nuestro terreno las canciones que nos seducen. Aunque sean imposibles de relacionar con nuestras vidas. Aunque no tengas ni puta idea de lo que dice la letra porque está en inglés. Aunque hablen de nacer en U.S.A  y tú seas de Cambados.

Publicado en Anécdotas, Música, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , | 4 comentarios

Carta del apóstol Santiago

“Nadie es más solitario que aquél que nunca ha recibido una carta.”

(Elias Canetti)

Siempre paso con indiferencia por delante del buzón. Noto que busca mi mirada para que le preste atención. Y una mierda!

El cartero siempre llama a mi timbre porque vivo en el primer piso. Nunca descuelgo el telefonillo. Me detesta. No tengo por qué ceder, no es mi obligación, que llame al piso del Presidente de la puta Comunidad.

Abro el buzón cada 3 meses, cuando está a punto de reventar. Facturas, recibos, certificados, publicidad, flyers, facturas del inquilino anterior…

Qué distinto cuando lo primero que hacías era abrir al cartero para comprobar que tenías correo de tus amigos, noticias de tu ligue de verano, de la abuela que te mandaba 1.000 pesetas, de esos anónimos que leías con rubor…

Joder…se echa de menos.

Antes maquillábamos las experiencias y las cargábamos de emoción, para lo bueno y  lo malo. Todo lo que lees en una carta se eleva a la enésima potencia. No son sujeto, verbo y predicado, cobran vida. Escribir a mano siempre es un plus. Los garabatos retratan.

He vuelto a leer algunas de las “Cartas a Gala.” Puedo componer en mi imaginación cada momento, como un collage. Puedo sentirlo. No hay censura. Eluard también ayuda, hace magia. Y ella…ella le inspira. (A él y a otros tantos)

Ahora hay más tabús que en 1934. Y más miedos.

Mucho darle a la tecla “delete”…

Publicado en Música, Relatos | 2 comentarios

Todos al paro

“Es una recesión cuando tu vecino pierde su trabajo; es una depresión cuando pierdes el tuyo.”

(Harry S. Truman)

Truman que te den por el culo.

El día no empezó mal, pero poco a poco he ido escupiendo veneno hasta que he decidio reservar una dosis para el día que tenga que enfrentarme al elefante.

¿Por qué cojones tengo las mismas obligaciones o más que otros empleados y sin embargo no tengo los mismos derechos?. ¿Qué cojones pasa con las pagas extras, las cestas de navidad, los días de asuntos propios, los bonos, los contratos indefinidos, el menú del comedor, las plazas de parking, las reuniones a la carta, el abrigo de un sindicato, las tarjetas de visita, las vacaciones, los gastos de empresa…? Eso, ¿Que qué cojones pasa?.

¿Es que yo no la chupo bien? . ¿Es eso?.

Me cago en satanás y en la puta virgen cien veces…

No me extraña que esté medio país en el puto paro. No es porque no haya trabajo. Es porque con la mierda de condiciones que ofrecen, uno está mejor en casa sin gastar y apurando al máximo los últimos días de absentismo laboral, que en el curro haciendo el pringado. Óle la picaresca española!. Así somos. Lazarillos…

Y luego eso, la gente sin pasión. Zombis desganados haciendo lo que tú puedes hacer infinitamente mejor y además sonriendo. Ahí les veo, con la silla calentita después de 20 años y esperando mantenerla caliente otros 20 más, sin que se note que sólo la calientan.

Se le puede sacar punta a todo lo dicho, pero es un arrebato, y como tal…la razón se ha perdido con el tono y el ánimo.

Señores…vayánse a la mierda. Y si me permiten decirlo: el debate debería producirse entre ustedes que nos representan y el pueblo. Nosotros no desacreditamos, eso ya lo hacen sin ayuda, sólo proponemos soluciones.

El tiempo circular…volvemos a emigrar.

 

Publicado en Música, Personal | Etiquetado , , , , , , | 6 comentarios